¿Especilizarse en España o hacerlo en el extranjero?

Os presento mi primer artículo como embajadora de Elsevier.

Muchos compañeros, sobre todo de cursos superiores, empiezan a plantearse qué va a pasar con su futuro. ¿Qué especialidad elegir? ¿En qué hospital? Pero en algunas ocasiones la proyección personal va más allá: ¿quedarse o formarse en el extranjero?

La previsión de futuro de nuestro Sistema Nacional de Salud es algo incierta. Actualmente se están dando muchas situaciones en las que las bajas laborales son cubiertas por el resto de compañeros de la unidad o donde las huelgas de residentes colapsan los servicios. En este año, el paro dentro de los profesionales sanitarios ha incrementado considerablemente y las huelgas médicas son constantes.

En el día a día, se puede comprobar en las distintas Facultades de Medicina de España cómo empresas de otros países dan charlas informativas a los alumnos para que, en un futuro cercano ejerzan como futuros profesionales médicos en dichos países. Nos presentan su Sistema de Salud, las áreas en las que tienen carencia de especialistas, nociones básicas sobre estos países y sus culturas y sobre todo la infinidad de ventajas y ayudas que te brindan a ti y en ocasiones a tu posible pareja para adaptaros.

Esto no implica que si queremos realizar nuestra formación especializada en nuestra tierra, no luchemos por ello. Este artículo trata de daros herramientas y acercaros fuentes de información para los curiosos, para los que os habéis planteado iros fuera y no sabéis cómo, para los que ya tenéis algo de información y seguís recabando.

Para empezar la búsqueda de información sobre el Sistema de Formación Especializada Sanitaria en otros países habría que hacer tres búsquedas básicas:

  • Empezar por conocer el tipo de Educación Médica que se imparte en dicho lugar. Estos datos servirán para hacernos una idea de cómo es la formación que se imparte y tener una idea de cómo será la residencia. Por ejemplo, en Portugal, una vez finalizada la etapa universitaria, hay que realizar  un rotatorio obligatorio de 18 meses (Internato Geral). Éste es imprescindible para poder ejercer la profesión y para optar a la formación especializada. Para encontrar dicha información podéis acudir a las páginas del gobierno del país, a las de las universidades y facultades e incluso a algunas embajadas.
  • Una vez conocidos los pilares de nuestra profesión, podemos encontrar más información sobre el tipo de formación especializada y todo lo que ello conlleva: requisitos, acceso, homologación del título, competencias lingüísticas, períodos de formación… Toda esta información se puede encontrar por medio de las webs de los Ministerios competentes (normalmente el de Sanidad) o en organismos paralelos como pueden ser los Colegios de Médicos u otro tipo de Asociaciones que gestionen estas competencias en el país. En este punto, las Embajadas también pueden brindarnos una información muy útil.
  • Posteriormente y no menos importante, podéis hacer una búsqueda sobre temas tales como tipo de Sistema de Salud, especialidades que se ofertan, salario base interprofesional, hospitales y otros centros sanitarios y cualquier otro ámbito que pueda interesarnos.

Estos serían a grosso modo los tres puntos básicos y a través de los que tendríais que partir en vuestra búsqueda. Habrá que tener en cuenta que la mayoría de la información la encontraréis en el idioma del país y seguramente en inglés.

Para obtener un gran éxito en la búsqueda, será imprescindible indagar mucho, leer en profundidad los documentos que caigan en vuestras manos, extraer toda la información posible y sobre todo, contrastarla. Poned especial cuidado a la hora de las traducciones puesto que una palabra puede cambiar mucho el significado de lo que estéis leyendo. Si buscáis información de países latinoamericanos en los que normalmente encontraréis información en castellano, ¡cuidado! En algunas ocasiones les damos a las palabras distintas interpretaciones o bien podemos dar con alguna a la que no le encontremos un significado en concreto.

Además, os dejo aquí los enlaces para que podáis consultar algunos documentos que recopilan información sobre todo lo que os he estado comentando en estas líneas.

Por una parte están los documentos realizados por la comisión de Residencia y Profesión del CEEM (Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina). Éstos los podréis encontrar siguiendo los siguientes pasos:

  • Entrar en la web del Consejo. Arriba podréis ver la pestaña de Recursos-Publicaciones donde encontraréis la Biblioteca.
  • Una vez dentro, en la carpeta de Alternativas al MIR podréis consultar los documentos de Residencia en el Extranjero.
  • Actualmente hay un recopilatorio de 15 países tanto de la Unión Europea como fuera de ella. Todos estos documentos están en castellano. El último archivo que aparece es la Guide WAMTE (Workshop on Access to Medical Trainning in Europe). Éste hace un recopilatorio del sistema de especialización de los países europeos. Este documento ha sido elaborado por Granada-Spain (IFMSA).

También, podréis encontrar más información referente a otros países en la Residency Database también elaborado por la IFMSA (International Federation of Medical Students’ Associations). Todos los documentos elaborados por la IFMSA han surgido de la mano de estudiantes de distintos países, y están en inglés.Mapamundi_quebec

Si en un futuro decidís realizar la residencia en el extranjero y posteriormente volver para trabajar en España, es muy importante que tengáis en cuenta que en ese caso tendréis que solicitar la Homologación del Título de Especialidad.

Espero que os haya resultado de interés tanto para aquellos que os lo habíais planteado y estabais buscando información como para los curiosos, los desconocedores y aquellos que siempre les gusta aprender algo nuevo antes de acostarse.

¿Qué os ha parecido la temática? ¿Sabéis ya qué es lo que tenéis que hacer para iros al extranjero? ¿Os habéis quedado con alguna duda?

También podéis leerlo en Generación Elsevier: ¿Especializarse en España o hacerlo en el extranjero?

¡Nos leemos pronto!

Anuncios

La búsqueda

Desde muy pequeña empecé a escribir y a dejar plasmados mis pensamientos por escrito, otra cosa es que hayan visto la luz.

Encontrar un nombre para este rincón que me gustase, me resultase interesante y tuviese un significado para mí a la misma vez, me llevó su tiempo.

El título actual surgió porque me puse a buscar nombres que tuviesen algo que ver con la Medicina. Y es así como di con Artemisa. En un principio me gustó la palabra y, aunque la referencia inicial que encontré sobre ella era en referencia a las propiedades de la planta artemisa o también conocida como ajenjo, segí leyendo y descubrí su papel en la fascinante mitología griega.

Artemisa o también conocida como Artemis era hija de Zeus y Leto y hermana gemela de Apolo. En el libro A puntadas. Cuaderno de Mitología Griega y Arquetipal, encontré un capítulo destinado entero a Artemisa.

Se la relaciona con la nauraleza salvaje, la caza, la virginidad, el parto…Imagen tomada de Imagen de Artemisa tomada de http://ivandromagno.wordpress.com/

Suele ir acompañada de un ciervo que refuerza la imagen de un ser hermoso y salvaje que rechaza la domesticación.

Como cazadora tiene las mismas atribuciones que Apolo: el arco y la aljaba. Puede parecer contradictorio que sea protectora de los animales salvajes y a la vez cazadora. Pero precisamente guardaba por el equilibrio entre ambos. Antiguamente se cazaba por necesidad, para poder subsistir. Pero siempre había unos períodos prohibidos como la época de la reproducción. Cuando se cometía alguna crueldad con los animales, cachorros o hembras en gestación, ella castigaba severamente de la misma forma protegía a las vírgenes.

Artemisa, fue la primera de los dos hermanos en nacer y tan pronto como nació, ayudó a su madre para dar a luz a su hermano Apolo. Las parturientas la invocaban porque cuando ella vino al mundo su madre Leto no sufrió mientras que, el alumbramiento de Apolo muy difícil y doloroso. Por ello las puérperas se ponían bajo su protección.

Como Apolo fue identificado por el Sol, Artemisa pidió a Zeus que a ella se le reconociese por la Luna. Es por ello que se la considera una diosa lunar y de esta forma se la sigue relacionando con las mujeres, el ciclo menstrual y la gestación recibiendo el nombre de Loquia, la del parto y Cirotrofo, la nodriza de niños.

Entre las diversas atribuciones que se le otorgan a Artemisa, la de la gestación y el parto fueron las que más me gustaron y llamaron la atención. Además, sin pretenderlo he acabado eligiendo un nombre para este rincón que refleja la especialidad que ahora mismo barajo entre mis posibilidades para hacer en un futuro: la Obstetricia y Ginecología.

Cuando creé el blog, dio la ScreenShot461casualidad de que el nombre de Artemisa y sus variantes ya estaban registradas por lo que no vi mejor palabra que designarlo como loquioartemisa puesto que a ella también la llamaron en algunos momentos Loquia.

Actualmente, en Obstetricia se denominan loquios a las secreciones vaginales normales durante el puerperio.

Espero que al igual que yo, hayáis aprendido algo nuevo antes de dormir.

¡Nos leemos pronto!